Uno de los puestos fronterizos más transitados de Brasil, que conduce a la localidad paraguaya de Ciudad del Este, quedó libre para el tránsito de personas, vehículos y mercaderías debido a una huelga policial, informaron el miércoles las autoridades.

La policía federal de Foz do Iguacu, en el lado brasileño de la frontera, confirmó que los agentes policiales paralizaron labores desde el lunes y no han retomado la actividad.

"Paso libre para tráfico de armas y drogas. Así es como el gobierno federal cuida la seguridad pública", señaló un rótulo colocado por los agentes policiales en el paso fronterizo, presentado en imágenes de la televisora local Paraná TV.

El puesto fronterizo, por donde pasan 35.000 personas diarias, es conocido por ser uno de los de mayor paso de contrabando debido a que Ciudad del Este es una localidad comercial donde numerosos brasileños pasan a comprar desde cigarros y ropa hasta computadoras, cámaras fotográficas y equipos de sonido.

La policía federal en varias partes de Brasil entró en huelga dos semanas atrás en demanda de una reestructuración de su carrera que incluye aumentos salariales y un mayor número de efectivos para realizar su trabajo.

La paralización no ha tenido mayor impacto sobre la población salvo en casos especiales en que los huelguistas tomaron acciones de protesta, como la semana pasada cuando atrasaron intencionalmente la revisión de equipajes para abordar vuelos en varios aeropuertos del país, lo que provocó grandes filas.

José Alberto Iegas, superintendente de la policía federal del estado sureño de Paraná, donde está situada Foz do Iguacu, aseguró que hay un mínimo de efectivos en actividad para vigilar el puesto fronterizo.

No obstante, imágenes de varias televisoras mostraron cómo los vehículos y peatones cargados de mercaderías pasaban sin ningún tipo de control.

"Existe un mínimo de efectivos disponibles para trabajar en el puesto de Foz do Iguacu", dijo Iegas a la televisora Paraná TV. "Si están dejando de fiscalizar de manera intencional, lo vamos a verificar y podríamos evaluar sanciones", agregó.

La representante sindical Bibiana Orsi dijo a periodistas que el equipo policial en actividad durante la paralización es sumamente pequeño, de seis a ocho agentes, por lo que han priorizado los servicios de migración en el Puente de la Amistad, que lleva a Paraguay, el aeropuerto local y el Puente Tancredo Neves, en la frontera con Argentina.

La policía es apenas uno de varios segmentos del sector público que han suspendido labores en los últimos días en Brasil.

El sindicato de trabajadores del Ministerio de Relaciones Exteriores anunció el miércoles que entrará en huelga para exigir la equiparación de sus salarios a los de otros servidores públicos y reajustes para compensar pérdidas por inflación en el período 2008-2012, según un comunicado del sindicato que agrupa a los trabajadores de la cancillería.

El sindicato se quejó también de que no fue invitado a integrar la mesa de negociación salarial con el Ministerio de Planificación y Presupuesto, que se ha reunido los últimos días para discutir reajustes salariales.

El sitio de internet del gremio reveló que hasta el final de la mañana del miércoles había 26 puestos diplomáticos en el exterior paralizados, incluyendo los de Ciudad del Este, Buenos Aires, Mendoza, Madrid, Barcelona, La Habana, Londres y Bruselas.