El secretario de Estado adjunto del Departamento de Estado de EE.UU. para Asuntos Económicos, Energéticos y Empresariales, José Fernández, defendió hoy en Panamá la innovación como la mejor herramienta para hacer frente a los grandes retos económicos y sociales que enfrenta el mundo.

Fernández, que cumple una visita de trabajo de un día a Panamá enmarcada en una breve gira regional, resaltó que la protección de la propiedad intelectual y la promoción de la educación son los principales motores de la innovación en todos los campos.

Si no se protegen los derechos de autor, "se reduce el incentivo a innovar", un proceso que requiere "inversiones" económicas, intelectuales y técnicas "importantes", alertó el funcionario estadounidense.

Fernández ofreció esas palabras durante el acto oficial de entrega de becas a 14 estudiantes universitarios panameños que a partir de la próxima semana cumplirán una pasantía de cuatro meses en Washington.

Además anunció que este miércoles tiene previsto reunirse con representantes del sector privado y del gobierno panameños para hablar del proceso de "implementación del Tratado de Promoción Comercial" suscrito por Panamá y Estados Unidos en 2007.

El tratado fue ratificado por el Congreso de Estados Unidos en diciembre pasado y se espera que entre en vigor el próximo 1 de octubre.

"Pensamos que con el Tratado de Promoción Comercial y con la ampliación del Canal el futuro de Panamá es más brillante que nunca", afirmó el secretario estadounidense, después de alabar a la economía panameña como una de las de crecimiento más dinámico del mundo.

El PIB de Panamá creció un 10,6 % en 2011, impulsado por el gasto público, que incluye importantes obras de infraestructura como la ampliación del Canal, con una inversión de 5.250 millones de dólares.

Fernández finalizará mañana en El Salvador la gira regional que comenzó el lunes en Guatemala con el fin de discutir sobre el desarrollo económico de la región centroamericana y la repercusión que puede tener para impulsar el crecimiento económico estadounidense, según informó el Departamento de Estado.