El español Carlos Barredo ha sido apartado de la competición por su equipo, el Rabobank holandés, hasta que la Unión Ciclista Internacional (UCI) se pronuncie acerca del cuestionario al que tuvo que responder el corredor sobre su pasaporte sanguíneo y valores hematológicos entre 2007 y 2011.

El ciclista asturiano respondió, en cooperación con su equipo, al formulario remitido por la UCI a comienzos del verano. El Rabobank, según un comunicado emitido hoy, ha expresado su apoyo al corredor, pero le mantendrá apartado de la competición hasta que la UCI adopte una resolución, prevista para el mes de septiembre.

Barredo negó, en un comunicado remitido personalmente a su equipo, estar "involucrado en cualquier tipo de asunto relacionado con el dopaje o el uso de sustancias prohibidas". Rabobank asegura que el cuestionario de la UCI era "meramente informativo" y que no existe ningún procedimiento abierto contra el ciclista.

El español, de 31 años, ganador de etapas en la Vuelta a España y en París-Niza, se recupera de una fractura en las costillas y no parece que vuelva a correr esta temporada.