El presidente de Perú, Ollanta Humala, rechazó hoy los comentarios de su padre, Isaac Humala, en los que calificaba a su esposa, Nadine Heredia, como "borrachita por el poder".

"Rechazo totalmente las declaraciones de mi señor padre", afirmó Humala de forma tajante a los periodistas.

Heredia criticó que la empresa del hermano menor del presidente, Alexis, ganara diversas licitaciones estatales, pese a que la ley lo prohíbe, por lo que Isaac Humala salió a declarar el martes a favor de su hijo, a quien defiende legalmente.

Cuando Heredia fue consultada hoy por los comentarios vertidos por su suegro, prefirió guardar silencio.

El mandatario mantiene una tirante relación con sus padres a partir de la reclusión de su hermano Antauro en la Base Naval del Callao, un recinto de mayor seguridad que el que lo albergaba por la muerte de seis personas durante una rebelión que lideró en 2005 en la ciudad andina de Andahuaylas.

Antauro, que cumple 19 años de prisión, fue trasladado a la Base Naval por las constantes indisciplinas que cometió en los anteriores penales que lo albergaron.

Ollanta Humala indicó hoy que a veces se ve afectada su vida personal y familiar, pero que interpondrá "su compromiso de defender el interés nacional" sobre intereses particulares.

La esposa de Humala es una de las personas que ejerce mayor influencia en el entorno del presidente y además es cofundadora del partido Nacionalista que lidera el jefe de Estado.

En junio pasado, Isaac Humala reveló que había roto relaciones con su hijo Ollanta porque consideraba que él había mandado a Antauro a la Base Naval, donde también está recluido el fundador de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y el exasesor presidencial Vladimiro Montesinos.