El presidente egipcio, Mohamed Mursi, viajará a Estados Unidos el próximo 23 de septiembre, en su primera visita a este país desde que asumió el cargo a finales de junio, informó la televisión estatal egipcia.

Por el momento no han trascendido detalles del viaje, que se produce después de las visitas a El Cairo de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, y el secretario de Defensa, Leon Panetta, durante el pasado mes de julio.

Estados Unidos mira con atención la transición política de Egipto, tras la caída de Hosni Mubarak en febrero de 2011, ya que el país árabe es uno de sus principales socios en la región.

En virtud del tratado de paz que Egipto firmó con Israel en 1979, el país árabe es el segundo receptor de ayuda militar estadounidense por detrás de Israel y recibe 1.300 millones de dólares anuales, además de 250 millones en asistencia económica.

Antes de viajar a Estados Unidos, Mursi acudirá a Teherán para asistir a la 16ª Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MPNA o Noal), que se celebrará en la capital iraní del 26 al 31 de agosto.

Se trata de la primera visita a Teherán de un jefe de Estado egipcio desde la revolución iraní que derrocó al sha de Persia en 1979, por lo que la presencia de Mursi es para Irán un paso importante en un acercamiento con este país.

La anterior cumbre de la MPNA tuvo lugar en 2009 en Egipto, donde se decidió que la siguiente sería en Irán, país que tomará la Presidencia de turno de la organización hasta 2015.