El Cruz Azul mexicano fue invitado por el Equidad colombiano para jugar un partido amistoso el próximo 8 de septiembre en Bogotá, como parte de la celebración de los 30 años de fundación del club deportivo.

Con este compromiso internacional, La Equidad Seguros, Organismo Cooperativo y principal patrocinador del tercer equipo bogotano, se une a la celebración en el llamado 'Año Internacional de las Cooperativas', declarado así por parte de las Naciones Unidas, según reseña hoy a través de un comunicado el club deportivo.

El equipo mexicano es propiedad de la Cooperativa Cementera Cruz Azul, que es un organismo de trabajo asociado con actividad en la producción de cementos y concretos con más de siete décadas de historia.

El Cruz Azul, que juega sus partidos como local en el Estadio Azul, localizado al sur de Ciudad de México, ha ganado ocho campeonatos en la primera división de la liga local y cinco títulos en la Liga de Campeones de la Concacaf.

El que es considerado el tercer equipo más popular de México fue, además, campeón de campeones en dos ocasiones y subcampeón de la Copa Libertadores de 2001.

En el conjunto mexicano juega el defensa colombiano Luis Amarando Perea.

Por su parte, el Equidad tuvo su primera competencia en diciembre de 1982 en el hexagonal del barrio bogotano Olaya, el torneo de fútbol aficionado más importante de la capital colombiana.

Pero fue hasta el 12 de octubre de 1992 cuando se le reconoció oficialmente con el nombre de Seguros La Equidad y se afilió a la Liga de Fútbol de Bogotá.

En 1993 comenzó a participar en el torneo de Primera C y en los torneos de las diferentes categorías de la Liga de fútbol de la capital del país.

En el año 2003 el nombre del club cambió a Club Deportivo La Equidad y desde entonces participó en el Campeonato de Primera B del fútbol colombiano.

En la temporada 2006, Alexis García llevó al Equidad a la primera división del fútbol profesional colombiano después de coronarse campeón el 4 de noviembre en el estadio Manuel Calle Lombana, de la ciudad de Villavicencio, al empatar 1-1 con Centauros.

En el 2008 se coronó campeón de la Copa Colombia luego de derrotar al Once Caldas y en el 2009 debutó internacionalmente contra el Unión Española chileno en la Copa Sudamericana.

En 2011 y 2012 volvió a participar en el torneo sudamericano sin mayor trascendencia, siendo eliminado en la edición en curso por el Mineros de Guayana venezolano.