El defensa brasileño del Arsenal André Santos fue detenido por conducción temeraria en las inmediaciones de las instalaciones de entrenamiento del equipo londinense el pasado viernes, confirmó hoy la policía británica.

Los agentes instaron a Santos, de 29 años, a detener su Maserati Gran Turismo, vehículo valorado en 110.000 libras (140.000 euros), después de observar irregularidades en la conducción, según indica hoy el tabloide "The Sun".

El brasileño, internacional en 22 ocasiones, no se detuvo, por lo que comenzó una persecución en la que el coche alcanzó una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora y que finalizó a apenas 450 metros del campo de entrenamiento de su club, en London Colney, al norte de la capital británica.

La policía señaló hoy que el incidente se produjo el viernes por la mañana, el día antes del debut de los "gunners" en la Premier League 2012/2013 ante el Sunderland.

"Poco después de las 8.30 horas GMT del pasado viernes 17 de agosto, un hombre de 29 años fue detenido como sospechoso de conducción temeraria después de negarse a detener su vehículo ante la policía en la carretera de la A1, cerca a la autovía M25", explicó un portavoz policial.

Esa misma fuente añadió que "el jugador deberá presentarse a mediados de septiembre en una comisaría del norte de Londres".

André Santos fichó por el conjunto de Arsene Wenger en agosto de 2011 por 5,5 millones de libras (cerca de siete millones de euros) procedente del Fenerbahce turco y en su primera temporada con el Arsenal disputó 21 encuentros en los que marcó tres goles.