El internacional sub-23 español Rodrigo Moreno Machado prolongó su vínculo con el Benfica cuatro temporadas, hasta el 2019, y aumentó su cláusula de los 20 hasta los 45 millones de euros, anunció hoy el club portugués.

"Según el contrato firmado esta tarde, en la presencia del presidente Luís Filipe Vieira, el joven delantero pasa ahora a tener una nueva cláusula de rescisión cifrada en los 45 millones de euros", comunicó la entidad, que divulgó una fotografía del dirigente y el propio futbolista.

El delantero nacido en Río de Janeiro en 1991 pero futbolísticamente formado en España fue contratado por el Benfica en el verano del 2010.

El jugador, que militaba entonces en el filial del Real Madrid, se mudó a Lisboa a cambio de seis millones de euros, aunque ese mismo año fue cedido al Bolton inglés.

La pasada temporada integró la primera plantilla del Benfica y fue una de las sensaciones de la Liga portuguesa, donde como referente único en ataque o como segundo delantero sumó 16 goles en todas las competiciones.

Hijo de Adalberto, que jugó en el Flamengo en los 80, y primo de Thiago Alcántara y Rafinha, formados en el Barcelona, Rodrigo comenzó su carrera en Galicia, donde pasó por el Val Miñor Nigrán y la cantera del Celta hasta que recaló en la del Real Madrid.