El Instituto de Meteorología (INSMET) de Cuba dijo hoy que mantiene una "estrecha vigilancia" sobre la evolución y futura trayectoria de la tormenta tropical "Isaac", porque "puede representar una amenaza potencial" para la isla.

"Isaac", la novena tormenta en la actual temporada de ciclones en el Atlántico, avanza a unos 30 kilómetros por hora y posee vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora, según el último aviso sobre el ciclón tropical publicado este mediodía en la página web del INSMET.

El pronóstico indica que durante las próximas 24 a 48 horas esta tormenta tropical continuará su desplazamiento al oeste con poco cambio en su velocidad de traslación, mientras transita sobre la porción norte de las Antillas Menores, hasta internarse el jueves por la mañana en el mar Caribe oriental.

Asimismo prevé que "Isaac" alcanzará entonces "algún fortalecimiento adicional".

El especialista del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, José Rubiera, advirtió que "lo importante es estar informado sobre la evolución y trayectoria" de "Isaac" que puede llegar a convertirse en un huracán mañana jueves.

El cono de proyección que traza la trayectoria probable de "Isaac" incluye que su centro podría estar el viernes sobre la costa sur de República Dominicana, el sábado por la mañana entre Haití y Cuba y el domingo temprano sobre el centro de Cuba.

El Centro de Pronósticos de la isla prevé que en 2012 Cuba tendrá cerca de un 30 por ciento de probabilidades de ser afectada por un huracán durante los meses de la temporada oficial de ciclones que va del 1 de junio al 30 de noviembre.

En ese sentido auguró una temporada "normal" o "poco activa", tras un periodo de relativa calma ciclónica para la isla, cuatro años después del azote de tres devastadores huracanes que en 2008 causaron siete muertos y daños valorados en 10.000 millones de dólares.

Los huracanes son considerados el fenómeno natural que más desastres ha provocado en la historia de Cuba y constituyen la principal preocupación dentro de la estrategia de preparación contra desastres del país.