El técnico del Juventus, Antonio Conte, deberá cumplir una suspensión de 10 meses por participar en un escándalo por arreglo de partidos, pues la Federación Italiana de Fútbol le rechazó el miércoles una apelación.

El comité disciplinario de la federación confirmó que es responsable por no haber denunciado el arreglo del partido entre Albinoleffe y Siena durante la temporada 2010-11, cuando Conte era el técnico del Siena en la segunda división. La federación anuló la sentencia de culpabilidad por un segundo partido en esa campaña, pero sostuvo la suspensión de 10 meses.

El técnico asistente Angelo Alessi, que trabajó con Conte en Siena, recibió una reducción en su pena, de ocho a seis meses.

El comité rechazó también las apelaciones del fiscal Stefano Palazzi contra los jugadores Leonardo Bonucci y Simone Pepe de la Juve, Nicola Belmonte de Siena y Salvatore Masiello de Torino, quienes fueron exonerados de cualquier ilícito en el partido de Udinese contra Bari en mayo de 2010.