El juicio contra una red internacional presuntamente involucrada en el asesinato del artista argentino Facundo Cabral comenzó hoy en Managua bajo estrictas medidas de seguridad.

La audiencia, a cargo de la jueza Adela Cardoza, titular del segundo distrito de lo penal, empezó entre estrictas medidas de seguridad dentro y fuera del recinto judicial, en Managua, y en presencia de los 24 acusados, sus familiares y numerosos abogados.

Entre los acusados por los delitos de narcotráfico, lavado de dinero y crimen organizado está el empresario nicaragüense Henry Fariña, supuesto blanco del atentado en el que murió el artista argentino en Guatemala el 9 de julio de 2011.

El presunto líder de la red es el costarricense Alejandro Jiménez, alias "El Palidejo", preso en Guatemala, donde se le procesa por los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y asociaciones ilícitas por el caso Cabral.

Fariña llevaba al artista argentino hacia el aeropuerto cuando se produjo el ataque armado presuntamente planificado por "El Palidejo" en represalia por el robo de un cargamento de drogas, según la Fiscalía guatemalteca.

Cardoza declaró abierta la sesión, e inmediatamente leyó uno a uno los nombres de todos los acusados de este caso, que trata sobre una supuesta red internacional encargada de traficar desde Costa Rica hasta Guatemala droga del grupo colombiano Los Fresas, que tendría como destino final a la banda mexicana Los Charros, ligada a La Familia Michoacana.

Previo al inicio del juicio, la policía nicaragüense desplegó tropas elite para garantizar la seguridad de los asistentes a ese proceso, declaró a Efe el portavoz policial, Fernando Borge.

"El Palidejo" fue excluido del juicio en Nicaragua con base en el Código Procesal Penal del país, que establece que nadie "puede ser juzgado en ausencia, excepto cuando se fugue una vez iniciado el juicio", que no es el caso del costarricense.

Pese a que "El Palidejo" no será enjuiciado en Nicaragua, uno de sus abogados, Francisco Campos, se encuentra en Managua para seguir de cerca el proceso, aunque Cardoza le impidió al acceso a la sala.

"La señora juez no nos permitió el ingreso" a la sala, bajo el argumento "que no éramos una de las personas autorizadas, cuando por cortesía internacional, por ser un juicio público, por legitimación que tengo como defensor de una persona presa en Guatemala", tengo derecho a saber como marcha ese proceso, dijo Campos a periodistas.

Entre los acusados que ya han sido detenidos está el exmagistrado del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua Julio César Osuna y Karla Fariña, hermana de Henry, que era el promotor de espectáculos de Cabral en la región.

El juicio se puede extender por varios días y una vez que concluya, la jueza Cardoza tendrá tres días para determinar la pena, en caso que los declare culpables.