El Gobierno de Chile prevé un PIB de tendencia del 5 % y un precio promedio del cobre de 3,06 dólares por libra en la elaboración del presupuesto fiscal del 2013, dijo hoy el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

Las cifras fueron determinadas por el "Comité de PIB Tendencial", un ente de expertos convocados por el Ministerio de Hacienda, que además prevé un aumento de la inversión del 7,5 % y una expansión del 0,5 % de la productividad total de factores en el corto plazo, señaló Larraín en una rueda de prensa.

"El país está pasando por un buen momento, a pesar de las dificultades externas", subrayó el responsable de las finanzas públicas chilenas, que estaba acompañado de la directora de Presupuestos, Rossana Costa.

El 5 % de crecimiento previsto para el Producto Interior Bruto (PIB) de tendencia mantiene para la economía chilena un comportamiento similar al actual, mientras el cálculo de precio del cobre supone un leve aumento respecto del valor establecido para el presupuesto 2012, que fue de 3,02 dólares por libra.

El cálculo para el cobre, no obstante, es inferior a la proyección de 3,4 dólares por libra que el Banco Central sostiene para el 2013 y a los 3,75 dólares que pronostica la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco).

El llamado PIB de tendencia supone el comportamiento ideal de una economía en condiciones de normalidad, excluidos eventuales factores de coyuntura, internos o externos.

Larraín indicó además que el presupuesto 2013 será elaborado en un escenario base de que la reforma tributaria que se debate actualmente en el Parlamento será aprobada.

Con dicha reforma, el gobierno pretende recaudar entre 700 y mil millones de dólares adicionales que serían destinados a financiar mejoras en la Educación.

El ministro aseguró que el presupuesto de Educación ha sido este año el más alto de todos los ministerios, con unos 12.000 millones de dólares, cifra que será aumentada en 2013, sostuvo.

Felipe Larraín insistió en que Chile pasa "por un buen momento económico", lo que a su juicio "es más notorio cuando vemos que otros países están en desaceleración" y subrayó que "manteniendo la cautela necesaria, podemos asegurar que los programas sociales del gobierno van a estar financiados en el presupuesto (de 2013)".

El proyecto de Ley de Presupuesto 2013 se enviará al Parlamento durante el mes de septiembre y debe estar aprobado el 30 de noviembre a más tardar.

El presupuesto chileno aprobado para el 2012 ascendió a unos 60.000 millones de dólares, un 5 % más que el año anterior.