Miguel Bosé, Paulina Rubio, Jenni Rivera y Beto Cuevas, algunos de los cuales empezaron sus carreras a corta edad, reflexionaron sobre los programas infantiles de talento con opiniones que fueron de negativas y rotundas hasta benevolentes.

"Yo espero que mis hijos sean, uno ingeniero robótico y el otro astrofísico. Y cómo se les ocurra decir, 'Papá, quiero una guitarra o quiero una cámara' los encierro hasta que tengan 18 años", dijo en tono bromista Bosé la noche del martes en una rueda de prensa con motivo de la segunda temporada de "La Voz... México", en la que los cuatro artistas fungen como "coaches".

Bosé precisó que no dejaría que ninguno de sus dos hijos, concebidos mediante el proceso de subrogación, participen en programas de este corte o sigan sus propios pasos, debido a las dificultades del mundo de los espectáculos.

"Creo que de actores, toreros, músicos y de artistas en la familia, ¡basta ya! El mundo no está para eso. Son profesiones muy difíciles, muy duras", expresó el astro español en tono serio. "A mis hijos yo no los metería ahí (en programa de talento). Creo que eso no es vida para ellos", añadió en tono rotundo.

Pero Rivera no estuvo de acuerdo. Para la llamada "Diva de la Banda", de estar bien cuidados, los chicos podrían forjarse el carácter necesario para sobresalir en la industria.

"Creo que es bueno que los niños sepan defenderse y vivir ese tipo de experiencias, pero tiene que estar muy medido para que no les dañe su corazón ni les afecte su mente", expresó la intérprete.

Cuevas coincidió: "Respecto a (la posibilidad de que se haga) 'La Voz' de niños, me parece que está bien siempre y cuando se respete el derecho de los niños a descansar y no a trabajar".

La cadena Televisa, a cargo de "La Voz... México", ha producido múltiples programas de talento infantil a lo largo de su historia, como "América, esta es tu canción" y "Juguemos a cantar" a principios de los 80.

Por décadas la cadena intentó emular su éxito con programas como "Código F.A.M.A.", que tuvo éxito moderado, hasta que en 2011 lanzó el popular "Pequeños Gigantes", del que se desprendió la emisión dominical "El show de los peques".

El programa cómico despertó polémica cuando organizaciones defensoras de los derechos humanos e infantiles pidieron a la Secretaría de Gobernación de México prestar mayor atención a ese tipo de emisiones ante la posible explotación laboral y violaciones de otros derechos de los niños.

A pesar de ello Rubio, quien inició su carrera a los 10 años como parte del grupo infantil Timbiriche, se mostró positiva ante una posible versión de "La Voz..." para niños.

"Es una plataforma de talentos que existía antes con concursos similares ... A mí se me hace buenísima idea que lo hagan con niños, (pero) no con los míos", acotó la cantante en referencia a su pequeño Andrea Nicolás.

Ante el apoyo, Bosé reaccionó.

"¿Te imaginas a un pobrecito cantando y que nadie se dé la vuelta con la silla? Le metes un trauma que con qué pastilla se lo quitas", cuestionó el español con camaradería.

"Mi mamá me dejó ser y gracias a que me apoyó me siento realizada. Y yo voy a apoyar a mi hijo en lo que sea", arremetió la Chica Dorada.

El instinto maternal de Rivera la ha llevado a apoyar a sus dos hijas, que graban actualmente discos de música cristiana. Su única condición: que tengan estudios universitarios.

Ser cantante, dijo, "es una carrera muy sufrida" y "para las mujeres aún más".

"No quisiera que ellos sufrieran lo que vive uno. No todo es glamour, no todo es ser estrella, se sufre mucho", puntualizó la artista. "Es importante el estudio ya que en caso de que no puedan lograr algo artísticamente, porque es muy difícil, que tengan una carrera, que sepan hacer otra cosa aparte de querer cantar".

En tanto para Cuevas, sus opciones son limitadas, pues su hijo Diego ya se ha internado en el ruedo musical.

"Yo ya me fregué", refirió el rockero sobre el joven de 19 años que produce música electrónica.