La alta representante de la Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, criticó hoy la expansión de un asentamiento judío en territorio palestino, en el este de Jerusalén, y recordó a Israel que estos son ilegales bajo el Derecho internacional.

Ashton se mostró "seriamente preocupada por las implicaciones que la reciente decisión de las autoridades de Israel de presentar una licitación para 130 nuevas viviendas en la colonia de Har Homa, más allá de la línea verde (la frontera marcada entre ambos territorios en el armisticio internacional de 1948) en Jerusalén Este".

La jefa de la Diplomacia europea expresó una vez más en un comunicado su "profunda decepción" respecto al plan aprobado por el Gobierno israelí en el verano de 2011 para expandir con 800 nuevas viviendas el asentamiento de Har Homa, levantado en el sureste de Jerusalén desde 1967.

Este plan ampliará la colonia hebrea hasta llevarla a las puertas de la ciudad palestina de Belén.

"Los asentamientos son ilegales bajo el Derecho internacional y amenazan con hacer imposible la solución (al conflicto palestino-israelí) de dos Estados", afirmó Ashton.

La alta representante urgió a Israel a parar la expansión de los asentamientos en Cisjordania de manera inmediata, incluido el Este de Jerusalén.