El abridor Tim Lincecum recuperó la forma después de dos derrotas consecutivas y en poco más de cinco episodios llevó a los Gigantes de San Francisco a una victoria por 4-1 sobre los Dodgers de Los Ángeles.

Lincecum (7-13) consiguió su tercer triunfo seguido fuera de su campo, y esta vez lo hizo en cinco entradas y dos tercios, permitió cinco imparables, un jonrón, dio una base y retiró a cuatro por la vía del ponche.

El cerrador puertorriqueño Javier López (3) logró rescate en dos tercios de episodio perfectos.

La derrota la cargó el abridor Joe Blanton (8-12) en cinco entradas y dos tercios, permitió 10 imparables, cuatro carreras, dio dos pasaportes y retiró a seis por ponche.