El británico Bradley Wiggins, vencedor del Tour de Francia y campeón olímpico contrarreloj, no disputará el Mundial contra el crono del próximo 19 de septiembre en Limburgo, por lo que no aspirará a cerrar su triple corona de oro en la temporada.

Wiggins dará por finalizada la temporada al no encontrar estímulo que pueda superar lo ya alcanzado, y en declaraciones a "The Guardian" lo explica.

"En el Mundial no voy a lograr nada mejor que lo conseguido hasta ahora. Soy campeón olímpico, que es lo que todo el mundo quiere lograr. Ahora tengo muchos compromisos y no podré entrenar lo necesario para ganar el oro en el mundial de contrarreloj, así que no lo disputaré", comenta.

Wiggins aclara que tomará la salida en la prueba en línea en labores de gregario.

"Quiero ayudar a mis compañeros. Muchos corredores han corrido para mí todo el año y, en lugar de irme seis meses de vacaciones y engordar, prefiero ayudarles en esas carreras", declara.

A partir de ahora, el ganador del Tour descansará hasta el Tour de Gran Bretaña y después hará el Mundial en ruta.