El australiano Simon Clarke ganó la cuarta etapa de la Vuelta a España el martes, mientras que el español Joaquín Rodríguez consiguió el jersey rojo de líder general.

Clarke, que corre con el equipo Orica Greenedge, finalizó el trayecto de 160 kilómetros (99 millas) de Barakaldo para terminar de subir en la Estación de Valdezcaray en 4 horas, 30 minutos y 26 segundos.

Tony Martin fue segundo lugar, seguido por Assan Bazayev en tercero.

Rodríguez, subcampeón en el Giro de Italia, tomó la delantera general con Christopher Froome del equipo Team Sky apenas un segundo detrás y Alberto Contador de SaxoBank cinco segundos atrás.

Alejandro Valverde de Movistar empezó la etapa como líder, pero cayó a noveno lugar, 36 segundos detrás de Rodríguez luego de quedar envuelto en un accidente en el pelotón.

La quinta etapa es de 168 kilómetros (104 millas) arrancando y terminando en Logroño.