El primer ministro etíope Meles Zenawi, que desde hace tiempo controlaba con mano de hierro este país del Africa oriental, falleció de una dolencia no especificada tras no ser visto en público durante varias semanas, anunciaron el martes las autoridades etíopes. Tenía 57 años.

Meles murió el lunes antes de la medianoche debido a una infección, indicó la televisión estatal.

Hailemariam Desalegn, designado viceprimer ministro y canciller en el 2010, pasó a ser primer ministro interino y juramentará el cargo tras una reunión de emergencia del Parlamento, dijo el ministro de Comunicaciones, Bereket Simon.

El partido y la coalición gobernante de Mele controlan el Parlamento, lo que asegura que Hailemariam será ratificado. No se llevarán a cabo nuevas elecciones, indicó Simon.

El ministro de Comunicaciones no dijo dónde falleció Meles, sino sólo que se encontraba en el extranjero bajo tratamiento médico. Un vocero de la Unión Europea dijo que murió en Bruselas.

Meles no era visto en público desde hace dos meses. A mediados de julio, cuando no acudió a una reunión de jefes de estado de la Unión Africana en Adís Abeba, aumentaron las conjeturas sobre la gravedad de la dolencia que lo aquejaba.

Las autoridades etíopes no dieron detalles y dijeron que el primer ministro se encoentraba "muy bien de salud" y que pronto regresaría al trabajo, aunque varios funcionarios internacionales advirtieron que era muy difícil que se recuperara.

La televisión estatal mostró el martes fotos de Meles acompañadas por acordes de música clásica como fondo. Simon dijo que su fallecimiento había causado conmoción y era devastador. El consejo de ministros declaró un día de luto nacional.

Sus detractores le acusaron de matar y encarcelar a los líderes de la oposición y de corromper las elecciones. En particular, la comunidad somalí en Etiopía sufrió bajo Meles, que ganó su último mandato en el 2012 con el 99% de los votos depositados, según la versión oficial.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, ofreció sus condolencias al pueblo etíope, al tiempo que ensalzó el trabajo de Meles en materia de desarrollo y lo llamó "un respetado líder africano".

___

Straziuso contribuyó desde Nairobi.