La petrolera estatal Petrobras anunció hoy un nuevo hallazgo de crudo de buena calidad en aguas muy profundas de la cuenca marina de Santos, en el litoral brasileño.

En un comunicado, la compañía precisó que el nuevo pozo, que todavía está en perforación, se situó a una profundidad de 2.024 metros, a unos 210 kilómetros de Río de Janeiro y a 17 kilómetros al sur del pozo descubridor.

El hallazgo forma parte de las reservas del presal, yacimientos localizados en aguas muy profundas del Atlántico bajo una espesa capa de sal que en algunas zonas alcanza los dos kilómetros.

La columna de hidrocarburos verificada hasta el momento es de 295 metros y las muestras obtenidas indican que el petróleo tiene 28 grados en la escala API.