El presidente de EE.UU., Barack Obama, lamentó hoy la muerte del primer ministro etíope, Meles Zenawi, del que destacó sus esfuerzos contra la pobreza, al tiempo que pidió a Etiopía "aumentar su apoyo a la democracia y los derechos humanos".

En un comunicado, Obama ofreció sus condolencias al pueblo etíope, y señaló que Zenawi "merece un reconocimiento a su contribución de toda una vida con el desarrollo de Etiopía, particularmente su firme compromiso con los pobres del país".

El mandatario estadounidense, que se encontró con Zenawi durante la cumbre del G8 en Camp David (Maryland) en mayo, subrayó su "admiración personal" por el deseo del líder africano "de sacar a millones de etíopes de la pobreza mediante su impulso de la seguridad alimentaria", y sus esfuerzos "para la paz y seguridad en África".

"En adelante, alentamos al Gobierno de Etiopía a aumentar su apoyo al desarrollo, la democracia, la estabilidad regional y la seguridad, los derechos humanos y la prosperidad de su pueblo", concluyó Obama.

Zenawi, uno de los líderes más influyentes de África, dirigió Etiopía desde 1991 y en los últimos meses había desaparecido de la vida pública por una enfermedad.

La Comisión Europea (CE) confirmó hoy que el primer ministro falleció anoche en Bruselas a los 57 años, tras varias semanas hospitalizado en la capital belga, aunque por el momento se desconoce el motivo del deceso.