La primera dama de EE.UU., Michelle Obama, visitará mañana Florida, tan sólo unos días antes de que comience en este estado la Convención Nacional Republicana, en la que está previsto que Mitt Romney sea designado rival de su esposo en las elecciones de noviembre.

Según detalló hoy la Casa Blanca, la esposa de Barack Obama tiene previsto viajar primero a Jacksonville, en el norte de Florida, donde visitará la estación naval de Mayport para reunirse con familiares de militares y anunciar "un gran hito en materia de creación de empleo para veteranos y esposas de militares".

Además, anunciará nuevos compromisos en materia de contrataciones por parte de empresas privadas para los próximos años.

En abril del año pasado, la primera y la segunda dama estadounidenses, Michelle Obama y Jill Biden, respectivamente, lanzaron un programa para fomentar el reconocimiento público de veteranos y familiares de militares. Según la Casa Blanca, en un año unas 2.100 empresas han contratado y formado a miembros de ese colectivo.

Por la tarde, Michelle Obama viajará a Fort Lauderdale, al norte de Miami, donde participará en un acto de campaña con seguidores de base, organizado tan sólo unos días antes de que el próximo lunes Florida sea tomada por la Convención Nacional Republicana.

En esa reunión, que tendrá lugar en Tampa, en el centro del estado, está previsto que Mitt Romney se convierta en el candidato oficial que hará frente a Barack Obama en las elecciones del próximo 6 de noviembre.

Ambos partidos están dedicando muchas energías a ganarse el reñido y cada vez más influyente voto hispano, lo que explica en gran parte que tanto los candidatos como gente de alto perfil de sus entornos se hayan dejado ver con frecuencia en los últimos meses por Florida y otros estados con mucha población latina y donde el sentido mayoritario del voto no está definido de antemano.