Japón y Estados Unidos se unieron hoy a la Unión Europea (UE) y plantearon sendos procesos de disputa en la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra Argentina, país al que acusan de imponer restricciones al comercio.

En la línea de lo que ya denunció la UE en mayo, Tokio y Washington acusan a Buenos Aires de restricciones comerciales a través del sistema de licencias no automáticas para la importación.

Ambos países afirmaron al plantear consultas con Argentina que este sistema "restringe la importaciones de bienes y discrimina entre mercancías importadas y domésticas", algo que va en contra de los compromisos del país sudamericano como miembro de la OMC.