Las Fuerzas Armadas iraníes han iniciado la construcción de su mayor base de defensa aérea en el sur del país, en la provincia de Fars, próxima al golfo Pérsico, informó hoy la agencia local Fars.

Según declaraciones de Mohamad Hoseini, vicecomandante de Ingeniería de la base de la Defensa Aérea de Jatam ol Anbia, cercana a Teherán, dicha instalación costará unos 300 millones de dólares y cuando esté concluida tendrá una dotación de 6.000 personas encargadas de gran número de misiones.

Entre las misiones de esa base, cercana a la ciudad de Abadeh, estarán las de formación y entrenamiento, pues en sus instalaciones está uno de los centros de adiestramiento militar más importantes de Irán, según Hoseini.

Irán celebra hoy el Día de la Industria de Defensa y, con ese motivo, se celebraron distintos actos, entre ellos la presentación de varios de los últimos avances en materia defensiva del país por parte del presidente, Mahmud Ahmadineyad.

Entre esos equipos estaba la cuarta generación del misil de fabricación nacional Fateh 110, que utiliza combustible sólido y tiene un alcance de 300 kilómetros.

En el mismo acto, el ministro de Defensa, general Ahmad Vahidi, dijo que, para finales del actual año persa (que concluye el 20 de marzo de 2013), Irán fabricará sus propios aviones de combate y nuevos misiles, submarinos, aeronaves no tripuladas y otros vehículos militares.

Irán está sometido a un embargo internacional de armas desde poco después del triunfo de la Revolución Islámica (1979) y el inicio de la guerra con Irak (1980-1988) y desde entonces ha desarrollado su propio armamento.

Con frecuencia, las autoridades de Defensa iraníes informan de pruebas de nuevo armamento y sistemas militares de fabricación nacional.