El organismo recaudador de Argentina inició una "exhaustiva" investigación sobre los últimos fichajes del fútbol nacional al detectarse supuestas irregularidades para evadir impuestos, con la aparente complicidad de clubes de Chile y Uruguay.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ha puesto la mira en particular sobre las transferencias del defensor Jonathan Bottinelli a River Plate y del volante Ignacio Piatti a San Lorenzo.

Ambos futbolistas fueron inhabilitados para jugar en el torneo Inicial por decisión de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) hasta que se aclare la situación, se anunció el martes.

Bottinelli jugó la última temporada en San Lorenzo y en junio quedó en libertad de acción. Sin embargo, según los registros de la AFIP, River le compró al club Unión San Felipe de Chile el 60% de los derechos económicos del defensor a cambio de 1,7 millones de dólares. El zaguero nunca jugó en Chile.

"Se sospecha que se llevó a cabo una maniobra de opacidad fiscal que permitiría ocultar los verdaderos valores de transacción así como los intervinientes en la misma", dijo la AFIP en un comunicado difundido el martes.

Tres aspectos levantan la sospecha del fisco argentino, que ya se puso en contacto con las autoridades de Chile para investigar el caso: el contrato de Bottinelli prevé una transferencia de fondos a un banco ubicado en Miami; Unión San Felipe podría tener lazos comerciales con firmas constituidas en las Islas Vírgenes y el club chileno pertenecería a inversores argentinos, según la AFIP.

Piatti, por su parte, vistió la camiseta del Lecce de Italia el último año y también quedó libre en junio. Pero en su contratación a San Lorenzo figura como procedente del club Sud América de Montevideo, Uruguay.

"Ya se lo está investigando", confirmó la AFIP.

Este tipo de operaciones de triangulación de futbolistas no es nueva en Argentina y es un artilugio que suelen utilizar grupos inversores para vulnerar una regla de la FIFA que les prohibe tener la propiedad de jugadores. Al parecer también para evadir impuestos.

El comité ejecutivo de la AFA resolvió en su reunión habitual de cada martes inhabilitar provisoriamente a Bottinelli y Piatti. La entidad tomó esa decisión a pedido de la AFIP hasta tanto concluya la investigación.

Este escándalo estalla justo cuando el fisco argentino ha endurecido los controles contra la evasión. Entre otras medidas, los contribuyentes están obligados a pedir autorización a la AFIP antes de comprar divisas para viajar. También se los obliga a reportar el pago de cuotas de colegios privados y de servicios de salud que superen un determinado valor, mientras los supermercados deben informar a la AFIP sobre compras por encima de los 200 dólares.

El gobierno, a su vez, ha aumentado la presión sobre el fútbol a partir de la millonaria inversión que le destina anualmente para explotar los derechos de televisión de los partidos de primera y segunda división.