Estados Unidos rechazó hoy la decisión de 36 universidades iraníes que han vetado que las mujeres estudien determinadas carreras como ingeniería, educación y derecho.

El Departamento de Estado pidió a las autoridades iraníes que "protejan los derechos de las mujeres" y "garanticen la no discriminación en todas las áreas de la vida incluido el acceso a la educación", indicó la portavoz Victoria Nuland.

El Gobierno estadounidense considera que esta decisión es un "retroceso" para los derechos de las mujeres en Irán, que están en minoría en las universidades iraníes, y "restringirá aún más la capacidad de las mujeres iraníes para encontrar empleo".

Los decanos de las universidades han justificado su decisión alegando que algunas materias tienen una "naturaleza masculina" y no son adecuadas para mujeres, señaló Nuland, quien recordó que el ministro de Ciencia, Kamran Daneshjoo, ha dicho que la segregación es un esfuerzo del régimen iraní para "proteger la moralidad".

"Estas declaraciones socavan los esfuerzos de las mujeres iraníes para determinar un futuro libre y disminuir el potencial de la fuerza laboral iraní", agregó.