El grupo informático Dell anunció hoy que ganó 1.367 millones de dólares en el primer semestre de su año fiscal 2013 (febrero-julio), el 26 % menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, afectado por un crecimiento "desafiante" en el sector de ordenadores personales y la actual situación económica.

La empresa, con sede en Round Rock (Texas), registró en los primeros seis meses de su ejercicio fiscal una ganancia neta por acción de 77 centavos, frente a los 97 centavos que obtuvo en el mismo periodo del año anterior, cuando se anotó unos beneficios de 1.835 millones de dólares.

La facturación de Dell durante su primer semestre fiscal se situó en 28.905 millones de dólares, el 6 % menos que los 30.675 millones logrados en la primera mitad del año fiscal precedente.

"El crecimiento en nuestro sector de ordenadores personales fue desafiante, ya que nos enfrentamos a un ambiente macroeconómico y competitivo complicado", dijo el director financiero de Dell, Brian Gladden, en un comunicado al presentar los resultados.

Respecto a las cuentas relativas al segundo trimestre, en las que más se fijaban hoy los analistas estadounidenses, el beneficio neto fue de 732 millones de dólares (42 centavos por título), el 18 % menos que los 890 millones (48 centavos por acción) del mismo trimestre del ejercicio anterior.

Entre mayo y julio de 2012, Dell ingresó 14.483 millones de dólares, el 8 % menos que los 15.658 millones de dólares que facturó en el segundo trimestre del ejercicio anterior.

"Estamos transformando nuestro negocio, no para un trimestre o ejercicio fiscal, sino para lograr un valor diferenciado para nuestros clientes al largo plazo", dijo en el mismo comunicado el presidente y consejero delegado de la firma, Michael Dell.

El grupo informático revisó además a la baja las expectativas de ingresos para el conjunto de su año fiscal, de forma que ahora prevé un beneficio de 1,7 dólares por título, lo que incluye un impacto de entre el 2 y el 3 % derivado de la compra de Quest Software.

Antes, la firma había hablado de un beneficio de 2,13 dólares por acción para todo el año, mientras que algunos analistas esperaban que la revisión de las ganancias para el conjunto del ejercicio quedara en 1,9 dólares.

Los inversores no recibieron bien esa rebaja y las acciones de Dell, que habían cerrado en el mercado Nasdaq con un descenso del 1,75 %, caían el 4,21 % en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de la sesión regular en Nueva York.

Los títulos de la tecnológica acumulan en lo que va de año un retroceso del 15,65 % en bolsa y han perdido el 11,86 % en los últimos doce meses.