El Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) de Paraguay convocó hoy oficialmente las próximas elecciones generales, de las que surgirá el sucesor del presidente Federico Franco, para el 21 de abril de 2013.

El llamado a comicios se realizó en un acto en la sede del TSJE, en Asunción, al que también asistieron las autoridades del Parlamento, de la Corte Suprema de Justicia y Franco, quien sustituyó en el cargo a Fernando Lugo.

Lugo, cuyo mandato se inició el 15 de agosto de 2008, fue destituido a través de un juicio político en el Legislativo y sustituido por su vicepresidente Franco el 22 de junio pasado.

En las elecciones generales también serán escogidos, además del nuevo presidente y vicepresidente, los senadores y diputados nacionales, parlamentarios paraguayos ante el Mercado Común del Sur (Mercosur), gobernadores y miembros de las juntas departamentales.

Las votaciones se celebrarán tras la crisis política generada con la destitución de Lugo, que fue sometido a juicio político por mal desempeño en sus funciones.

La crisis política derivó en la suspensión de Paraguay en el Mercosur y la Unasur, organismos que consideran que la separación de Lugo del cargo supuso un "quiebre democrático" y que sostienen que solo reconocerán a las autoridades que surjan de las elecciones generales, que asumirán en sus cargos el 15 de agosto de 2013.

Lugo, por su parte, sostiene que fue víctima de un "golpe de Estado parlamentario", aunque la constitución paraguaya contempla la posibilidad de someter a juicio político al presidente.