Acompañado por su novia Taylor Swift, Conor Kennedy y miembros de su familia visitaron el fin de semana la tumba de su madre en Cape Cod.

Swift y Kennedy se tomaron de manos y en un momento parecieron inclinar sus cabezas en oración, al igual que los hermanos de él, mientras visitaban el sitio de descanso de Mary Richardson Kennedy el domingo.

El diario New York Daily News reportó que Conor Kennedy, hijo de Robert F. Kennedy Jr., también se agachó a limpiar algo de grama de la tumba sin nombre.

Mary Kennedy se ahorcó el 16 de mayo en un granero detrás de su casa en Bedford, Nueva York, en medio de un enconado proceso de divorcio y una batalla con la depresión y adicción. Tenía 52 años.