El club Botafogo recibirá mañana al Palmeiras en partido de vuelta por la eliminatoria brasileña de la segunda fase de la Copa Sudamericana confiado en la clasificación a la próxima etapa, para lo que necesita remontar la desventaja tras haber caído por 2-0 en el partido de ida.

El Botafogo, que jugará en casa ante un Palmeiras diezmado por múltiples lesiones, necesita vencer por tres goles de diferencia para clasificarse a los octavos de final de la Sudamericana o al menos por 2-0 para forzar una definición por penaltis.

"Es difícil pero tenemos condiciones de conseguirlo. Nuestra mala fase va a pasar", afirmó el zaguero Antonio Carlos al referirse a los últimos resultados del club de Río de Janeiro, decepcionantes para los hinchas, y a las fallas que ha dejado ver la defensa.

El portero Jefferson también confía en la clasificación e incluso tiene la receta: anotar el primer gol muy temprano y evitar las presiones.

"Espero que hayamos aprendido con los errores. (El delantero argentino Hernán) Barcos es frío dentro del área, protege bien el balón y está haciendo un gran campeonato", agregó el portero del Botafogo al referirse al autor de los dos goles del Palmeiras en el partido de ida.

Pese a que el Palmeiras tendrá numerosas bajas, el técnico del Botafogo, Oswaldo Oliveira, también tiene algunos problemas para definir su alineación.

El lateral Marcio Azevedo está en duda por dolores en el tobillo tras un golpe el domingo, en tanto que los centrocampistas Fellype Gabriel, con una lesión en la tibia, Víctor Júnior y Rodrigo Dantas, también lesionados, ya fueron vetados por el departamento médico.

Oliveira podrá contar con el regreso del volante Renato, que se recuperó de los problemas físicos que le impidieron jugar el domingo, y tendrá que mantener nuevamente en la alineación titular al centrocampista uruguayo Lodeiro.

El técnico del Palmeiras, Luiz Felipe Scolari, tendrá aún más problemas debido a que casi la mitad del elenco está bajo cuidados médicos.

A las bajas del pasado domingo se sumaron otros dos jugadores.

El lateral izquierdo Fernandinho sufrió una ruptura de ligamentos en la rodilla que lo tendrá seis meses alejado de las canchas y el volante Marcos Assunçao será sometido este martes a una artroscopia en la rodilla derecha y será baja por treinta días.

El chileno Jorge Valdivia, substituido en el último partido para evitar un agravamiento en su problema físico, asegura estar a disposición para jugar, pero depende del departamento médico.

El zaguero Thiago Heleno, con dolores en la ingle, será evaluado para ver si tiene condiciones de jugar. Otros que también dependen de autorización médica son Artur, Marcio Araújo, Daniel Carvalho, Maikon Leite, Luan y Wesley.

Scolari apenas podrá viajar a Río de Janeiro con 16 jugadores, entre los cuales tres porteros, por lo que tan sólo tendrá tres sustitutos en el banco de reservas.

"Está muy difícil. Para el domingo tenía 18 jugadores a disposición, para mañana tal vez sólo 14 o 15. Vamos a ver qué da para hacer", admitió el técnico.

Posibles alineaciones:

Botafogo: Jéfferson; Lucas, Antonio Carlos, Fabio Ferreira, Marcio Azevedo (o Lima); Amaral, Renato, Clarence Seedorf, Lodeiro; Andrezinho y Elkeson. Técnico: Oswaldo de Oliveira.

Palmeiras: Bruno; Román (o Luiz Gustavo), Mauricio Ramos, Leandro Amaro, Juninho; Henrique, Joao Vítor, Patrik, Mazinho; Obina y Hernán Barcos. Técnico: Luiz Felipe Scolari.

Árbitro: El brasileño Leando Vuaden auxiliado en las bandas por sus compatriotas Marcio Santiago y Fabricio Vilarinho.

Hora: 22.00 local (1.00 GMT del jueves).

Estadio: Olímpico Joao Havelange ("Engenhao") de Río de Janeiro.