La presidenta argentina, Cristina Fernández, lanzó hoy un proceso de licitación para adjudicar la construcción de un sistema de represas en la sureña provincia de Santa Cruz.

La mandataria aprovechó el acto para renombrar este proyecto, antes llamado La Barrancosa-Cóndor Cliff, como Presidente Néstor Kirchner-Gobernador Jorge Cepernic, en homenaje al fallecido exmandatario argentino y a un gobernador de Santa Cruz.

La infraestructura, que constará de dos represas, se instalará sobre el río Santa Cruz, en el sur del país, y tendrá una capacidad de generar 1.740 megavatios de electricidad.

"El mayor emprendimiento hidroeléctrico de Argentina, totalmente nacional, será éste, del río Santa Cruz", destacó la mandataria argentina en el acto de lanzamiento de la licitación.

La obra demandará cinco años de trabajos y una inversión de 21.600 millones de pesos (4.665 millones de dólares).

La presidenta argentino dijo que la licitación de promocionará en Brasil, China y Rusia para interesar a empresas de esos países en el proyecto.

Cuando la obra esté concluida, el 41 por ciento de la energía generada en Argentina será de origen hidroeléctrico, frente a la actual proporción del 31 por ciento, informaron fuentes oficiales.