La historia se repitió por segunda vez en lo que va de pretemporada para los Eagles de Filadelfia que consiguieron la victoria en el campo y también perdieron por lesión al mariscal estelar Michael Vick.

Los Eagles se impusieron por 21-17 a los Patriots de Nueva Inglaterra en el partido de los lunes que cerró la segunda semana de pretemporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Pero, como sucedió en el primer partido que ganaron por 24-23 a los Steelers de Pittsburgh, Vick no pudo concluir el encuentro, esta vez al sufrir un golpe duro en las costillas tras ser derribado por la defensa de los Patriots.

El mariscal de campo estelar fue derribado mientras intentaba un pase largo en el primer periodo, y debió someterse a rayos-X por segundo encuentro consecutivo, que para respiró de los Eagles dieron negativos, pero encendió las luces de atención de cara a lo que puede ser la temporada regular para Vick.

Su baja hizo que el mariscal reserva Nick Foles fuese el encargado de dirigir el ataque de los Eagles (2-0) y lo hizo con eficacia y seguridad para guiarlos al triunfo.

Foles completó 18 de 28 pases para 217 yardas, mandó dos envíos de anotación y le interceptaron un balón.

Mientras que Vick tuvo que ver la acción fuera del campo tras el golpe duro que recibió en las costillas por parte del apoyador Jermaine Cunningham, de los Patriots.

Vick también se tuvo que someter a rayos-X antes de concluir la primera parte del partido que disputaron contra los Steelers para que le examinasen el dedo pulgar izquierdo tras golpearse contra el casco del centro Jason Kelce al lanzar un pase.

Mientras que los Patriots no sacaron a su mariscal de campo titular, Tom Brady, que fue reservado por el entrenador en jefe Bill Belichick para darle oportunidad al segundo Ryan Mallett que dirigió el ataque del equipo.

Mallett completó 10 de 20 pases para 105 yardas de avance por aire e hizo un envío de anotación con los Patriots (1-1).