El ministro del Interior de Colombia, Federico Renjifo, viajará hoy a Tumaco, en la costa del Pacífico, para atender la crisis humanitaria derivada de una ofensiva de las FARC que tiene sin electricidad desde hace 10 días y con una merma en el suministro de agua a esa ciudad de unos 170.000 habitantes.

Renjifo liderará una comisión del Gobierno colombiano que analizará con el alcalde de Tumaco, Víctor Gallo, y con representantes de la Gobernación de Nariño, departamento al que pertenece, cuáles son las medidas que tienen que tomar con mayor urgencia.

El pasado viernes 10 las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) iniciaron una ofensiva contra las infraestructuras eléctricas de Nariño que dejó seis torres del tendido derribadas, de las que sólo tres han sido reparadas, y cinco muertos por la explosión de minas colocadas en los lugares atacados.

Además, el domingo pasado un atentado atribuido a la guerrilla contra un tramo del oleoducto Trasandino obligó a la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) a suspender el bombeo de crudo y afectó el suministro de agua en la cercana localidad de Tumaco.

Gallo dijo en una entrevista telefónica con Efe que la Alcaldía ha solucionado el problema del agua con plantas de emergencia y que por eso no se ha llegado al desabastecimiento.

Asimismo, explicó que las tres torres pendientes de ser reparadas, que son las que afectan al servicio eléctrico del casco urbano de Tumaco, pueden quedar listas el martes ó el miércoles.

"La mayor dificultad está en la torre de Inda Sabaleta porque alrededor sembraron un campo muy grande de minas que se ha cobrado ya el fallecimiento de cinco personas, dos indígenas awá (que viven en una reserva cercana), dos trabajadores de empresa Centrales Eléctricas de Nariño (Cedenar) y un soldado", agregó.

Por este motivo, unos 400 indígenas awá de esa reserva se refugiaron hace ocho días en un centro educativo donde están siendo atendidos por las autoridades.

El alcalde dijo que en la reunión con el ministro, prevista para después del mediodía local, también presentará un diagnóstico del orden público en Tumaco desde principios de año hasta el 17 de agosto, periodo en el que se han registrado 162 homicidios.

Además, pedirá que se instalen cámaras de seguridad en el casco urbano y se ponga en marcha un plan integral para todas las comunidades del Pacífico nariñense, que se sienten "secuestradas en el propio territorio por los grupos armados al margen de la ley".

La comunidad de Tumaco se manifestó el pasado sábado en repudio del incremento de estas acciones terroristas que Gallón achaca a la intensa lucha contra el narcotráfico que se libra en ese pueblo, que concentra uno de las mayores extensiones de cultivos de coca y marihuana.