El técnico de Newcastle Alan Pardew fue acusado de una falta grave por darle un empellón a uno de los jueces de línea durante un partido de la primera fecha de la Liga Premier.

Pardew fue expulsado el sábado por empujar al juez de línea Peter Kirkup a raíz de una discusión en torno a si una pelota había salido o no durante el partido que su equipo le ganó 2-1 a Tottenham.

El técnico se disculpó después del encuentro, pero de todos modos fue acusado de cometer una falta grave por la Asociación de Fútbol de Inglaterra y se expone a una suspensión y/o multa.

"Fue algo absurdo. Me disculpo públicamente", declaró Pardew después del partido. "Pensé que la pelota había salido y lo empujé. Le he pedido a mis jugadores que se comporten y sigan el espíritu olímpico".