La fórmula republicana a la Casa Blanca se alistaba el lunes a reunirse con los votantes de Nueva Hampshire para responder sus preguntas, especialmente sobre sus planes de reformar el seguro médico para personas de 65 años de edad o más, los cuales han asustado a algunos adultos mayores.

El candidato a la presidencia Mitt Romney y su compañero para la vicepresidencia, Ryan Paul, tratarán de explicar a los votantes — en particular a los de la tercera edad, quienes acuden a las urnas de forma fiable — que su propuesta de ofrecer una alternativa privada al programa Medicare no afectará a nadie que sea mayor de 55 años.

Un 14% de los residentes de Nueva Hampshire supera los 65 años, y este estado, en el que se efectuará la primera elección primaria presidencial de Estados Unidos, es conocido por los cuestionamientos agudos de los votantes a los candidatos durante este tipo de encuentros.

El presidente Barack Obama pasó el sábado en Nueva Hampshire, sembrando dudas sobre lo que la fórmula republicana haría a los votantes mayores en caso de ser elegidos.