El aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, rechazó hoy un polémico comentario de un compañero de partido contrario al aborto en todos los casos, el cual sugirió que los cuerpos de las mujeres que son violadas tienen mecanismos para evitar un embarazo no deseado.

Los comentarios de Todd Akin, congresista por Misuri, "son insultantes e inexcusables", dijo Romney a la publicación conservadora National Review.

Akin, contrario al aborto sin excepciones, sostuvo el domingo en una entrevista con una televisión local de St. Louis que hay que distinguir entre la violación "real" o "auténtica", que muy raras veces genera un embarazo, y otros tipos que no especificó.

"Por lo que entiendo de los médicos, eso es muy raro", afirmó Akin sobre un embarazo como resultado de una "violación real".

"Si se trata de una violación real, el cuerpo femenino tiene formas de evitar" un embarazo no deseado, insistió el congresista.

Las declaraciones de Akin generaron polémica de inmediato y el congresista emitió un comunicado en el que alega que no se explicó bien en la entrevista, pero reiteró su oposición al aborto en casos de violación.

Los demócratas criticaron con dureza los comentarios de Akin y la campaña republicana se distanció de inmediato de esas afirmaciones.

Romney y su candidato a vicepresidente, Paul Ryan, "no están de acuerdo con la declaración del señor Akin y una Administración Romney-Ryan no se opondría al aborto en casos de violación", indicó una portavoz de la campaña republicana, Amanda Henneberg, en un comunicado emitido el domingo por la noche.

Como se apresuró a recordar la campaña demócrata, Ryan es un devoto católico contrario al aborto en todos los casos, excepto cuando la vida de la madre corre peligro.

Por su parte, Romney se opone al aborto excepto en casos de violación e incesto.

El senador republicano Scott Brown fue más allá del distanciamiento y pidió hoy a Akin que se retire de la carrera por lograr un escaño por Misuri en el Senado en noviembre.

"Como esposo y padre de dos mujeres jóvenes, encuentro los comentarios de Todd Akin sobre las mujeres y la violación escandalosos, inapropiados y erróneos", sostuvo Brown en un comunicado.

Las posturas contra el aborto de republicanos como Akin pueden contribuir a dañar la imagen de la dupla Romney-Ryan entre las mujeres, que ya se inclinan mayoritariamente por el presidente de EE.UU. y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, según los últimos sondeos.