El fichaje estrella de los Yanquis de Nueva York el pasado invierno, el lanzador dominicano Michael Pineda, volvió a darles una mala noticia tras conocerse que en la madrugada del lunes fue tenido por la policía de Tampa Bay (Florida) mientras conducía en estado de embriaguez.

De acuerdo a los informes de la policía de Tampa, los agentes presentaron cargos formales contra Pineda, que se encuentra de baja por lesión, al conducir bajo los efectos del alcohol.

El nivel del alcohol en la sangre de Pineda fue calculado en .128, muy por encima del límite legal del estado de Florida que es .08, lo que hizo que fuese detenido por los agentes de policía.

La detención es el episodio más reciente en la racha de problemas de Pineda en este año, después que no ha podido jugar en la presente temporada por haber sufrido una cirugía de hombro.

De acuerdo con el informe policial, Pineda fue detenido a las 2:35 de la madrugada del lunes al no tener encendidas las luces delanteras del automóvil que conducía.

El mismo informe establece además que el agente que lo detuvo pudo "distinguir un olor de una bebida alcohólica que provenía del aliento del detenido y que su forma de expresarse era incoherente".

Pineda, de 23 años, fue la principal adquisición en un cambio de cuatro jugadores con los Marineros de Seattle que recibió a cambio del lanzador dominicano al cotizado prospecto venezolano Jesús Montero.

El lanzador dominicano llegó con sobrepeso a los entrenamientos primaverales, y los Yanquis trataron de bajar sus expectativas de que fuera el segundo abridor del equipo, detrás del as CC Sabathia.

Durante la temporada de exhibición, Pineda nunca pudo volver a lanzar a 94-98 millas por hora (155-160 kilómetros), velocidad que impresionó a los observadores de los Yanquis.

En cambio, tuvo problemas en toda la primavera, al punto de que los Bombarderos del Bronx se vieron obligados a ponerlo en la lista de los jugadores inactivos, y poco después anunciaron que necesitaba una cirugía en el hombro que le impediría lanzar en esta temporada.

En su campaña de novato con los Marineros en el 2011, Pineda fue seleccionado al Juego de Estrellas y terminó la temporada con marca de 9-10 y 3.74 de promedio de carreras limpias permitidas.

El gerente de los Yanquis, Brian Cashman, que ya ha admitido varias veces que no hicieron la mejor decisión con Pineda, dijo que no tenía comentarios que expresar sobre el último incidente en el que se ha visto involucrado Pineda.