Más de 20 muertos es el resultado de un enfrentamiento entre bandas en la prisión de Yare I, al sur de Caracas, registrado este domingo, informó hoy la ministra venezolana de Servicios Penitenciarios, Iris Varela.

"Sí, pasan los 20 (...) también perdió la vida uno de los familiares de los internos. Hasta el momento lo que tenemos es esa cifra como oficial", indicó Varela en declaraciones al canal estatal de televisión VTV.

"Nosotros pensamos, queremos, que no haya más, yo siempre me resisto a dar esta cifra", dijo la responsable del sistema carcelario.

Varela explicó que "ayer hubo un enfrentamiento entre dos grupos que se encuentran fuertemente armados dentro del penal".

"Hoy está eso en calma, como si no hubiera pasado nada", dijo, y señaló que "ahí están los familiares que se quedaron anoche" y que están esperando a que salgan.

La ministra lamentó que haya "una violencia que quiere mantener el control" de las cárceles, y subrayó que la situación es "verdaderamente compleja".

"Todos sabemos que las cárceles son una bomba de tiempo, si hay problemas en la calle qué no puede haber en un recinto penitenciario donde hay tantas personas por distintos motivos recluida", señaló.

Agregó que el Gobierno asume "la responsabilidad que se corresponde", pero rechazó que se critique desde la oposición porque, según dijo, en los retenes policiales que están bajo su control la situación es similar.

En ese sentido, desveló que en la cárcel de El Marite, en el estadio oriental de Zulia, días atrás hubo "fugados" y "tiroteados" y que a cada rato "se generan fugas, se generan muertos".

"No hay condiciones morales para que estas personas salgan a atacar por un problema que nosotros reconocemos que está presente, que estamos haciendo todos los esfuerzos del mundo, y el pueblo venezolano lo sabe, para contrarrestar ese problema, que es un problema estructural", dijo.

Varela afirmó que "hay que reflexionar mucho" sobre lo ocurrido en Yare y rechazó que "se tome tan deportivamente, se tome de un asunto tan serio y tan triste, tan horroroso, se tome de una manera tan indiferente".

"Los responsables de las muertes dentro de las cárceles van a tener que responder por eso (...) no se puede seguir cometiendo crímenes dentro de las cárceles que queden impunes", indicó.

El sistema penitenciario del país se encuentra sumido en una profunda situación de crisis y son habituales los episodios de enfrentamientos que se saldan con muertos en el interior de las cárceles.

El Gobierno ha admitido que tiene un "grave problema" para controlar las prisiones por el ingreso de armas y todo tipo de elementos, aunque asegura que está tratando de reestructurar el sistema carcelario.

Según la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), durante el primer semestre del año se registraron 304 muertos y 527 heridos en las prisiones venezolanas, un aumento del 15 % en relación al mismo período de 2011.