Manchester United arrancó la temporada con una derrota al caer el lunes 1-0 ante Everton tras conceder un gol de cabeza a Marouane Fellaini.

El belga Fellani anotó a los 57 minutos ante un tiro de esquina de Darron Gibson, ex del Man U, en un partido de la primera fecha de la Liga Premier.

Robin Van Persie, flamante contratación del Man U, entró a los 68 pero no pudo alterar el resultado.

Tom Cleverley tuvo la ocasión más clara de los dirigidos por Alex Ferguson, pero su remate fue despejado en la raya por el zaguero de Everton Phil Jagielka. Tim Howard, el arquero de Everton, no se vio muy exigido durante el duelo.

El revés es un mal augurio para un Man U que no ganó trofeo alguno en la temporada pasada y que perdió el título de la Liga Premier ante Manchester City por diferencia de goles.

Everton finalizó séptimo la temporada pasada.

El fichaje de Van Persie, procedente de Arsenal, la semana pasada buscaba apuntalar el poder de fuego del Man U, pero el artillero holandés — que costó unos 38 millones de dólares — no se hizo notar en lo poco que vio acción en el Goodison Park.

Este fue el primer partido oficial del Man U desde que sus acciones se cotizan en la Bolsa de Nueva York.

También fue la primera vez que pierden en la primera fecha desde 2004.

Los de Ferguson afrontaron el partido con una defensa menguada debido a lesiones. El extremo ecuatoriano Antonio Valencia tuvo que desplegarse como lateral derecho, mientras que el volante Michael Carrick fue el compañero de Nemanja Vidic en la zaga central.

Everton creó numerosas ocasiones de gol en la primera mitad, pero el arquero del Man U David de Gea se lució con varias atajadas.

Wayne Rooney tampoco gravitó en el ataque del Man U en una noche en la que cumplió los 10 años de su debut profesional con Everton.

Y así Evertón logró apenas su cuarta victoria de local ante Man U en 21 partidos de la Premier.