El cuerpo policial brasileño encargado del control de carreteras (Policía Rodoviaria Federal, PRF) entró hoy en huelga en varios estados de Brasil y se sumó a la larga lista de divisiones de la administración pública movilizadas para obtener mejoras salariales y de condiciones laborales.

La Federación Nacional de los Policías Rodoviarios Federales (FenaPRF) decidió por unanimidad este fin de semana la adhesión paulatina por estados y sindicatos a la huelga a partir de hoy.

Según un comunicado, hasta el próximo día 24, un día después de la fecha en la que está prevista una reunión con representantes del Ministerio de Planificación, 21 de los 24 sindicatos adheridos a la FenaPRF estarán en huelga.

El cuerpo policial reivindica un reajuste salarial, pagos adicionales por turnos nocturnos e insalubridad y una reestructuración del plan de carrera.

Entre los estados que arrancaron las movilizaciones hoy están Alagoas, Bahía, Minas Gerais, Santa Catarina, Pernambuco, Mato Grosso do Sul y Paraíba, informaron los medios brasileños.

De acuerdo con la ley, los huelguistas deben notificar a sus superiores su intención de sumarse a la movilización y publicar un informe en la prensa con antelación, por lo que los estados de Sao Paulo y Río Grande do Norte entrarán en huelga el próximo día 24.

El cuerpo policial debe mantener unos servicios mínimos del 30 por ciento, en los que atenderán los casos de emergencia como accidentes.

La PRF se suma así a diversos sectores de la función pública como profesores universitarios, Policía Federal, empleados del Archivo Nacional, la administración tributaria, varias agencias estatales y una docena de ministerios que desde el pasado mayo se han ido incorporando a la huelga.

La Confederación de Trabajadores del Servicio Público Federal sitúa en 30 las categorías de servidores públicos se han adherido a las protestas.

El Gobierno tiene hasta el 31 de este mes como plazo máximo para enviar al Congreso su presupuesto para el año 2013, en el que deberá incluir su previsión de gastos con los salarios de los empleados públicos.