El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirá este miércoles para analizar de nuevo la crisis política en Paraguay tras la destitución como presidente de Fernando Lugo el pasado 22 de junio.

Los representantes de los Estados miembros de la OEA se reunirán en sesión extraordinaria el miércoles a las 10:00 hora local (14:00 GMT) para continuar su "consideración de la situación en la República del Paraguay", según el orden del día que distribuyó hoy el organismo hemisférico.

La OEA ha analizado en varias ocasiones la situación en Paraguay desde la destitución de Lugo, y envió en julio al país una misión de observación encabezada por su secretario general, José Miguel Insulza, pero por el momento no ha llegado a un consenso sobre la legitimidad del proceso político en el país.

En la reunión del pasado 11 de julio, posterior al viaje de la delegación de la OEA al país, Insulza se opuso a suspender a Paraguay del organismo, como han pedido varios Estados miembros, y apostó por enviar otra misión al país, con el fin de observar la campaña para las elecciones generales del 21 de abril de 2013.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el bloque de los países del Mercado Común del Sur (Mercosur) suspendieron a Paraguay tras la destitución de Lugo, a quien sustituyó su vicepresidente, Federico Franco, que asumió el cargo hasta las próximas elecciones.