Cerca de dos toneladas de cocaína fueron incautadas en dos operaciones distintas el fin de semana en el mar Caribe por autoridades marítimas de Estados Unidos y Panamá, se informó oficialmente el lunes.

La primera operación tuvo lugar el sábado en aguas próximas a las Islas de San Blas, en Panamá, donde unidades aeronavales de este país interceptaron una lancha tipo "go fast" con 1.362 kilos de clorhidrato de cocaína, gracias a información suministrada por la Armada colombiana, dijo a The Associated Press el almirante César Augusto Narváez, comandante de la Fuerza Naval del Caribe.

En esta acción no se reportó ninguna captura.

El segundo golpe fue dado en la víspera por guardacostas de Estados Unidos, en la frontera entre Panamá y Costa Rica, a una embarcación que transportaba 568 kilos de droga, confirmó Narváez.

Abordo de la nave, que partió desde costas colombianas, viajaban dos hombres que fueron detenidos.

Según explicó Narváez, las autoridades colombianas "están haciendo una operación muy grande en todo el caribe, especialmente con los Estados Unidos que se llama la Operación Martillo..., (y que) ha aumentado los resultados operacionales como nunca antes".

Estimó que con estas dos operaciones se evitó que más de 50 millones de dólares llegaran a las arcas de grupos narcotraficantes por la venta de la droga en el mercado negro.

La Fuerza Naval del Caribe se ha incautado de más de 28 toneladas de cocaína en lo que va de 2012.