La muerte de un hombre con las manos esposadas por la espalda en un coche patrulla en Arkansas, debido a un disparo en la cabeza, fue declarada suicidio, según el reporte de la autopsia divulgado el lunes.

El reporte del laboratorio criminal estatal, firmado por tres médicos forenses, dice que el cañón de un arma estaba del lado derecho de la cabeza de Chavis Carter, de 21 años de edad, al momento del disparo. La Policía de Jonesboro dio a conocer el informe a The Associated Press y otras organizaciones noticiosas bajo una solicitud de la Ley de Libertad de Información.

El reporte decía que se determinó que la muerte fue un suicidio con base en los descubrimientos de la autopsia y las conclusiones de la investigación del Departamento de Policía de Jonesboro.

"Fue esposado y puesto en un coche de la Policía, donde aparentemente tomó un arma y a pesar de estar esposado, se disparó en la cabeza", decía el reporte.

La Policía dijo que cachearon a Carter dos veces después de detenerlo sin encontrar un arma antes de que muriera el 28 de julio.

El reporte de la autopsia se dio a conocer días después de que la Policía divulgara el video grabado la noche en que Carter murió en Jonesboro, más de 200 kilómetros (130 millas) al noreste de Little Rock.

Parte del video muestra a Carter mientras es sometido en el suelo y termina antes de que los policías hallen a Carter sangrando en la parte trasera del auto, como estaba descrito en el reporte policial. Posteriormente, las autoridades dieron a conocer más imágenes de video.

La muerte de Carter ocurrió después de que la Policía detuvo el camión en el que él viajaba. El conductor y otro pasajero fueron liberados posteriormente, pero la Policía dijo que había una orden de arresto vigente contra Carter. Según los documentos de la corte, tenía que ver con una acusación relacionada con drogas entablada en el condado de DeSoto, en Misisipi.

Carter fue cateado dos veces y llevaba una pequeña cantidad de marihuana, pero no armas, dijo la Policía.

Luego de la primera cacheada, un policía puso a Carter en el coche patrulla sin esposarlo. Después fue cateado de nuevo, esposado y puesto en el mismo auto.

Poco tiempo después, los policías vieron a Carter volteado en el asiento trasero y cubierto de sangre, según el reporte, el cual concluyó que se las arregló para esconder un arma y disparar. Posteriormente, murió en el hospital y el reporte declaró su muerte como un suicidio.