Las autoridades vietnamitas elevaron hoy a 27 el número de muertos y dos desaparecidos a causa de la tormenta tropical "Kai-Tac", que ha causado severas inundaciones y corrimientos de tierra en el norte del país.

El Kai-Tac llegó el viernes a las costas de Vietnam en la provincia de Quang Ninh, y continuó hacia la región montañosa de Phu Tho y Yen Bai, pasando por la capital Hanoi, con vientos de más de 73 kilómetros por hora.

El viento derribó 139 viviendas y causó desperfectos en otras 12.000, mientras que las riadas causaron daños en 20.000 hectáreas de campos de arroz, según el Comité Nacional de Rescate y Emergencia.

Unos 20.000 soldados trabajan en las tareas de rescate, mientras que en Hanoi, la capital, la tormenta arrancó 200 árboles e inundó parte de la ciudad, aunque el agua empezó a bajar el domingo.

Las autoridades ordenaron a unas once mil embarcaciones que se mantuvieran cerca de la costa, incluidas las que ofrecen cruceros por la bahía de Halong, popular destino turístico declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Antes de afectar Vietnam, el "Kai-Tec" pasó por Filipinas donde causó al menos nueve muertos y agravó las inundaciones que padece el archipiélago desde hace dos semanas.

La tormenta también ha afectado al sur de China, donde ha provocado al menos dos muertos y la evacuación de medio millón de personas.

Cada año, cientos de personas pierden la vida en los aguaceros, tormentas tropicales y tifones endémicos de la estación lluviosa en el Sudeste Asiático.