El abogado Jorge de León, quien hoy asumió como nuevo procurador de los Derechos Humanos (PDH) de Guatemala, aseguró que será un "aliado" de las víctimas de violaciones de sus derechos y que defenderá con independencia las garantías de toda la población.

En su primera rueda de prensa tras asumir el cargo para un periodo de 5 años, en sustitución de Sergio Morales, que estuvo 10 años en el puesto, De León presentó hoy a Hilda Morales y Claudia López, como procuradoras adjuntas.

"Hoy iniciamos la defensa de los derechos humanos de todos los guatemaltecos. Este procurador y su equipo dará una especial atención a las víctimas para que la gente empiece a percibir que el Procurador es un aliado", sostuvo.

El Ombusman guatemalteco afirmó que una de sus prioridades al frente de la PDH será eliminar el estigma que se ha creado en el sentido de que la institución sólo defiende los derechos humanos de los delincuentes.

Además de trabajar en favor de las víctimas, el nuevo procurador dijo que otra prioridad será defender las garantías de los pueblos indígenas que históricamente han sido marginados y excluidos.

Comentó que llegar al puesto que ocupó su fallecido padre, Ramiro de León Carpio, "me compromete doblemente a actuar con independencia y responsabilidad en el cargo.

Ramiro de León Carpio fue nombrado procurador el 8 de diciembre de 1989 para terminar el periodo de 5 años de Gonzalo Menéndez, quien renunció, y en 1992 fue reelegido por el Congreso para un segundo mandato.

Sin embargo, su periodo fue interrumpido el 5 de julio de 1993, cuando fue designado por el Congreso como presidente de Guatemala en sustitución de Jorge Serrano Elías, quien fue destituido por su autogolpe de estado del 25 de mayo de 1993.

El nuevo procurador señaló que desde hoy la institución se dedicará a cumplir su mandato de defender los derechos humanos de todos los guatemaltecos con "total transparencia y apertura a los medios de comunicación".

"Desafortunadamente Guatemala es un país en el que los derechos económicos, sociales y culturales, son vulnerados a diario porque hay hambre, desnutrición y pobreza extrema que no le permiten al ser humano vivir con dignidad", dijo De León.

Agregó que su institución "será la voz de conciencia para prevenir las violaciones" porque mantendrá informada a la población sobre cuáles son sus derechos y le dará apoyo a todas las víctimas.

De León, quien fue elegido para el cargo en mayo pasado por el Congreso, al que había llegado como diputado en las elecciones generales de septiembre de 2011, también anunció que una de sus primeras medidas será reducirse en casi el 50 % el salario.

El sueldo, según el Ombusman, que era de 100.000 quetzales (12.706 dólares), será equiparado al de un magistrado de las cortes de justicia de Guatemala y rondará los 51.000 quetzales (6.480 dólares) mensuales.

La PDH fue creada en 1985 para garantizar el cumplimiento de los derechos humanos establecidos en la Constitución, y De León, es el sexto que ocupa ese cargo desde ese año.

El primero fue Gonzalo Menéndez (1987-1989) quien renunció y fue reemplazado por Ramiro de León Carpio (1989-1993), Jorge Mario García (1993-1997), Julio Eduardo Arango (1997-2002) y Sergio Morales (2002-2012).