El jefe del estado mayor conjunto de EEUU, el general Martin Dempsey, se encuentra de visita en Afganistán para analizar los ataques a las fuerzas de la OTAN por insurgentes camuflados de soldados afganos, informaron hoy fuentes militares.

Dempsey se reunió hoy en Kabul con el jefe de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF), John Allen, donde dialogaron "sobre cómo mantener el pulso contra los insurgentes" y "reforzar la capacidad afgana", según un escueto comunicado del organismo multilateral.

Hace una semana desde Washington, sin embargo, Dempsey fue más concreto sobre el propósito de su viaje y detalló que discutiría con Allen los "intensos esfuerzos" realizados para hacer frente "a los ataques internos", de acuerdo con el medio afgano Pajhwok.

Intenciones corroboradas a la agencia local AIP por el ministro afgano de Defensa en funciones, Mohamed Afzal Aman, que aseguró que la llegada del jefe del estado mayor de EEUU busca analizar los ataques a miembros de la ISAF por parte de uniformados afganos.

El domingo se produjo el último ataque de este tipo, lo que provocó la muerte de un soldado estadounidense, reveló la OTAN.

Según datos oficiales, en lo que va de año han muerto 40 militares de la ISAF por acciones de infiltrados, que son conocidas en los medios anglosajones como ataques "verde contra azul", en referencia a los colores de las respectivas indumentarias oficiales.

El sábado el secretario de Defensa de EEUU, León Panetta, y el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, expresaron en una llamada telefónica su "preocupación compartida" sobre el desafío que suponen estos ataques internos.

El líder supremo de los talibanes, el mulá Omar, se congratuló el jueves en un comunicado por las hazañas de los "heroicos soldados" que se "infiltran en las filas del enemigo de acuerdo con el plan dado" y muestran "su buena voluntad a los invasores extranjeros".

En Afganistán está en marcha el proceso de repliegue de las tropas internacionales, que debe concluir en el año 2014 y cuyo inicio ha supuesto un recrudecimiento de la violencia en el país.