El beneficio neto del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), principal institución de fomento de Brasil, alcanzó los 2.700 millones de reales (unos 1.338 millones de dólares) en el primer semestre de 2012, un 48 por ciento menos que en el mismo periodo anterior, anunció hoy el organismo.

En un comunicado, el BNDES precisó que el resultado se apuntaló en la renta fija en un "período marcado por la inestabilidad de los mercados financieros y por el débil desempeño de las bolsas".

La institución de fomento añadió que la renta fija hizo una aportación del 68,2 por ciento al resultado, mientras que la renta variable responde en un 20,3 por ciento.

En los primeros seis meses del ejercicio, el resultado de renta variable se situó en 1.200 millones de reales (unos 594 millones de dólares), lo que implica una contracción del 67,5 por ciento respecto a los 3.700 millones de reales (unos 1.834 millones de dólares) de 2011.

"El desempeño del mercado accionarial hizo que este segmento de renta variable obtuviera un resultado inferior al de los últimos años, pero trabajamos con una cartera robusta, que nos ha proporcionado retornos significativos a largo plazo", dijo el director de Mercado de Capitales del BNDES, Julio Ramundo, citado en la nota.

El nivel de impago se mantuvo en el 0,12 por ciento en el periodo de referencia, el mismo nivel que en el primer semestre de 2011 e inferior al registrado en diciembre del año pasado, que fue del 0,16 por ciento.