El gobierno mexicano se sumó el lunes a un puñado de países sudamericanos que exigen a Gran Bretaña preservar la inviolabilidad de la sede diplomática de Ecuador, luego de que Londres amenazara con allanarla para arrestar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

"La embajada de Ecuador (en Londres) debe ser respetada", dijo Patricia Espinosa, secretaria de Relaciones Internacionales de México, desde la ciudad costera de Cartagena durante un encuentro bilateral con su homóloga colombiana María Angela Holguín.

México ha "sido también un país que ha otorgado asilo a múltiples personalidades a lo largo de la historia, por lo tanto también valoramos y consideramos muy importante la figura del asilo; es un principio que debemos preservar y proteger", puntualizó Espinosa.

México se unió así a los países que integran la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) — entre ellos Colombia — que, en la víspera, respaldaron a Ecuador y reivindicaron la figura del asilo diplomático en una declaración de siete puntos.

La canciller exhortó a Ecuador y a Gran bretaña a sostener "un dialogo bilateral, para lograr una solución en el menor tiempo posible".

Ecuador otorgó el jueves el asilo diplomático para Assange, refugiado en su embajada en Londres desde el 19 de junio, cuando hizo la solicitud argumentando el riesgo que corre su vida si es extraditado desde Suecia hacia Estados Unidos.