Más de 300 parejas de todo el mundo desplegaron el lunes un repertorio de movimientos clásicos del tango como barridas, sacadas al piso y enrosques, ante un exigente jurado en la apertura del 10mo Mundial de Tango de Buenos Aires.

Un total de 357 parejas aficionadas y profesionales de 32 países compiten en las rondas clasificatorias de la categoría Tango Salón por un lugar en las semifinales del viernes.

Hace ya varias ediciones que las parejas extranjeras rompieron con la hegemonía de los bailarines argentinos y cada año son más las que se inscriben.

"Yo no vine a competir, vine a bailar. No puedo competir, son todos superiores. Solo vengo a participar, pasarla bien y divertirme", dijo a The Associated Press Antonino Pereyra, quien viajó de Uruguay al torneo.

Su pareja de baile, la brasileña Sergina Boa Morte, considera al tango "algo realmente hermoso, sensual y lindo de bailar".

Cada dupla realizará dos presentaciones durante dos días consecutivos en el escenario principal del Centro de Exposiciones de Buenos Aires.

La categoría Salón representa al baile más tradicional de las milongas.

Según el reglamento del campeonato mundial, la pareja, una vez conformada, no puede separarse mientras dure la música y debe trasladarse constantemente en el sentido contrario de las agujas del reloj.

Los competidores tampoco pueden levantar las piernas más allá de la línea de las rodillas.

"Nuestra pareja es muy buena", advirtió la japonesa Natsuko Mae, guiada en el baile por el argentino Rodrigo Rodríguez. "Es muy buena experiencia, bailar con otras parejas", agregó.

Participantes de Italia, Grecia, Estados Unidos, Japón, Rusia, Colombia, Venezuela, Chile y Uruguay compiten en la categoría Salón por un lugar en la final del próximo lunes. Los ganadores se llevarán 8.600 dólares, entre otros premios.

Entre el miércoles y el jueves se llevarán adelante las rondas clasificatorias de la categoría Tango Escenario, en la que los bailarines pueden utilizar movimientos de otras danzas, pero deben combinarlas con figuras clásicas del tango como los ochos, las caminatas largas, los boleos, los ganchos y el "abrazo milonguero".

En total se han inscrito 491 parejas en ambas categorías.

El tango surgió a fines del siglo XIX en los suburbios de Buenos Aires y en Montevideo, Uruguay, para ganar lentamente el favor de públicos de todas las clases sociales hasta convertirse en una atracción mundial.