El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, dijo el lunes que Grecia debe cumplir las reformas pactadas e insistió en que Berlín quiere que Atenas siga en la eurozona.

En una reunión efectuada el lunes con su contraparte griego, Westerwelle dijo que "el gobierno alemán quiere que permanezcamos juntos en la eurozona".

Prometió el respaldo de Alemania para que Atenas cumpla las medidas y reformas exigidas a cambio de los dos créditos internacionales en menos de dos años que han impedido hasta ahora su bancarrota.

Empero, Westerwelle dijo que "la clave del éxito se encuentra en Atenas".

Grecia ha incumplido los tiempos para la adopción de las reformas y la reducción del gasto público que había prometido. Además, es muy probable que intente renegociar partes de las condiciones de rescate y que pida dos años más para adoptarlas.