Las autoridades uruguayas iniciaron una "campaña agresiva" para captar turistas brasileños de alto poder adquisitivo frente a las medidas del Gobierno argentino que limita la salida de dólares del país y complica la posibilidad de negocios inmobiliarios, informaron hoy fuentes oficiales.

La Intendencia Municipal de Maldonado, departamento en el que se encuentra Punta del Este, el principal centro turístico del país, "definió una campaña agresiva" para "captar el turista brasileño", señaló su director de Turismo, Horacio Díaz en declaraciones a medios locales.

Los brasileños que residen en grandes ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro o Porto Alegre "quieren poder transitar con libertad en sus vacaciones" y Punta del Este "les ofrece esa posibilidad", agregó.

Díaz participó la pasada semana en el "Lanzamiento Punta del Este 2013" que se celebró en la ciudad brasileña de Curitiba y donde se expusieron las posibilidades y atractivos que ofrece el centro turístico para visitantes de alto poder adquisitivo.

El encuentro fue organizado por empresarios e inversores brasileños que tienen negocios en Uruguay vinculados al turismo.

Según cifras oficiales, el 58 % de los tres millones de turistas que ingresaron el pasado año a Uruguay eran argentinos y el 14 % brasileños.

De cara a la próxima temporada de playas (diciembre-marzo) las autoridades del Ministerio de Turismo y de la Intendencia de Maldonado estudian planes especiales debido a las medidas aprobadas por el Gobierno argentino para evitar la salida de dólares de su país.

Esas medidas "enlentecieron" en los últimos meses varios proyectos inmobiliarios de argentinos en Uruguay y se notó una caída en negocios de compra y alquiler de viviendas de cara a la próxima temporada.

Autoridades y empresarios del sector servicios analizan medidas e incentivos para facilitar la llegada de turistas argentinos al país en los próximos meses.